Jiménez Margalejo, Carlos N° ????

Carlos no esta en la lista de los pasageros
Peleó en uno de los últimos frentes y, con sólo veitiún años salió al exilio, con sus compañeros, en el Stanbrook. Viajaban con lo puesto. Pasaron por varios campos de concentración argelinos y trabajaron en la construcción del Ferrocarril Transahariano. Al ser liberado su campamento por los norteamericanos, se radicó en Argelia primero y luego en Venezuela. Escribió sus memorias que fueron publicadas en 2008 con el título: “Memorias de un refugiado español en el Norte de África, 1939-1956”. En el libro menciona a muchos de los que viajaron en el barco y pasaron por los campos.
MEMORIAS DE UN REFUGIADO ESPAÑOL EN EL NORTE DE AFRICA 1939-1956
Coleccion Testimonio
Ediciones Cinca 2008

La última batalla en Ajofrín Buscando una salida en Alicante

Logramos embarcar en el Stambrook

Entre Alicante y Orán

  SEGUNDA PARTE

En la bahía de Orán con el Stambrook

Organizando la vida en el barco

Desembarcan a los heridos de guerra y a las mujeres

Comenzamos a recibir una magra ración de comida

Vamos tomando contacto con otros barcos de refugiados

Nos adaptamos a la monotonía sin perspectivas

El grupo de artilleros que embarcamos juntos

La lucha contra el aislamiento

Los bulos ayudan

Vacían el barco y nos llevan al Camp Morand

La nueva vida en el Camp Morand de Bogharí

Empiezan las disensiones políticas

Vamos conociendo gente

Comienzo a trabajar en la oficina del campo

Nuevos compañeros

Festejos del 14 de julio, día de la toma de La Bastilla

Se agudizan las disensiones políticas

Nuestro grupo recibe una pequeña ayuda del exterior

Incidentes

Sale un primer grupo para Cherchell
Logré comunicarme con mi familia en España
Desaliento al conocer el pacto Ribentropp-Litvinof
Militarización del campo y de los refugiados
Nos obligan a solicitar oficialmente asilo

Inician la formación de compañías de trabajo

Desbarajuste en el campo

Rusia ataca a Finlandia

Desorientación política y moral

Van saliendo las primeras compañías hacia Túnez

En el campo de Boghar mezclado con prisioneros nazis

Incidentes con prisioneros alemanes nazis

Incluido con la última compañía hacia lo desconocido

Iniciamos en Colomb-Bechar trabajos de pico y pala

Me castigan a la compañía disciplinaria

Padecimientos en la compañía disciplinaria

Regreso a mi compañía cumplido el castigo

Ayudo a un ingeniero en un trabajo de topografía

Forman conmigo una primera brigada topográfica

Conocemos el proyecto del ferrocarril y colaboramos

Sufrimos un sirocco huracanado

Entramos en contacto con soldados polacos confinados

Vida en los campamentos de tractores

Terminó el año 1940

Invasión de langostas

En el trabajo, mezcla de militantes de distintas tendencias políticas

Desequilibrios íntimos por aislamiento en compañeros

Evasiones de las compañías

Ataque de los alemanes a la U.R.S.S.

Actitudes de los refugiados ante el ataque alemán

Costumbres de los nómadas

Invierno. Recibimos a compañeros evadidos de España

Reflexiones al final de 1941

Penurias de la vida diaria

El Eje hace activar los trabajos del ferrocarril

Condiciones de vida mejoradas

Colocación de los rieles en el mes de Ramadán

La extensión de la vía más allá de Colomb-Bechar

Incidentes con los militares que nos encuadraban

Descubrimos que con el gasoil se podía hacer aceite

Sorpresiva actitud represiva de la Policía

«Fantasía» para festejar la inauguración del tramo

Noviembre de 1942. Inauguración y desembarco aliado

Huida de personalidades. Aislamiento. Decepción

«Nos dejamos movilizar ilegalmente» con la maquinaria

Así «movilizados» logramos salir para Oujda

Al servicio del Ejército americano vamos a Telergma

Empezamos a construir pistas para aviones

Anécdotas sobre la vida del campo

Nuestra semilibertad en el campo americano

Confidencias de nacionalistas argelinos

Decidimos «liberarnos» de las compañías

Estancia en Argel y continuación hacia Orán

Diversos empleos decepcionantes para tratar de vivir

Sorprendente organización del Ejército americano

Actitud de los franceses de Argelia

Entre refugiados tratamos de organizarnos

Los partidos políticos se reorganizan

Empieza 1944 sin lograr sentirnos libres

Contacto con franceses evadidos a través de España

Epidemia de peste en Orán

Desembarcos aliados. Sur de Francia y Normandía

Dificultades para encontrar empleo

Cada vez más aislados entre los desmovilizados

Trabajos secundarios para malvivir

La guerra y las cochinadas entre aliados

Evolución vertiginosa de los últimos momentos de la guerra

Mayo de 1945: la paz

Los campos de extermino alemanes

Japón, atacado con bombas atómicas

Desconcierto entre los refugiados. La ONU

Trabajo en una empresa francesa en Casablanca. Aislamiento

Crisis de bombas atómicas almacenadas en Marruecos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .